top of page

Por que atender tu lumbalgia, evitará complicaciones serias.


El dolor de espalda baja es un padecimiento común y la causa mas frecuente de incapacidad laboral. No atenderlo puede provocarnos a padecer dolor crónico o incapacidad para realizar nuestras actividades de la vida diaria de manera óptima.


Cuando tenemos dolor de espalda, equivocadamente asumimos que es una hernia de disco y por miedo de escuchar un diagnóstico fatalista preferimos no acudir al médico. Es importante aclarar que muchísimas razones más por las que podemos sentir dolor. Por ejemplo: lesiones en la vértebras, fascias, articulaciones, esguinces de ligamentos musculos contracturados etc.


La mayor parte de las causas de dolor de espalda baja son por lesiones menores que tienden a ser autolimitadas (ceden de manera espontánea). Existe un porcentaje de personas a las cuales el cual el dolor tiende a volverse crónico e incluso a intensificarse. Saber desde un inicio si el dolor cederá sin necesidad de tratamiento o se volverá crónico es básicamente imposible. Por este motivo, es necesario ser valorado por un medico especialista. El médico podrá valorar por medio de una historia clínica completa y una adecuada exploración física el posible origen del dolor. En base al resultado de esta evaluación, se prescribe el tratamiento. Cada estructura responde de distinta manera al tratamiento por lo que un diagnostico correcto ayudara a una correcta prescripción de tratamiento.


Si tu molestia se intensifica al grado de incapacitarte, no cede con reposo, se acompaña de adormecimiento, perdida de la fuerza, dolor en piernas o ha persistido por mas de 3 semanas lo mas recomendable es que busques un médico especialista que trate tu lesión inmediatamente. Este te hará su revisión y de ser necesario te pedirá estudios complementarios.


Existen muchas maneras de tratar tu dolor como higiene de columna, fortalecimientos, terapia física, acupuntura, medicamentos, o en casos muy necesarios quizá sea necesario intervenir de manera quirúrgica. No postergues tu salud y atiéndete para un manejo oportuno, esto puede ser la diferencia entre vivir feliz o vivir con dolor crónico.


Entradas recientes
Archivo
bottom of page